Categorías
Gestión cultural

La gentrificación, ¿existe todavía?

Es un término al que todavía no estamos acostumbrados. La gentrificación (proceso de transformación urbana en el que la población original de un núcleo es progresivamente desplazada por otra diferente y mayor nivel adquisitivo) ha sido y es una realidad en los procesos de urbanización y estructuración del territorio.

El Barrio del Raval (antiguo barrio chino), en Barcelona, fue un claro ejemplo de ello tras los diversos procesos de regeneración de la zona, derivados principalmente de la construcción primariamente del Museo de Arte Contemporáneo (MACBA) y posteriormente del Centro de Cultura Contemporánea y de facultades de ciertas Universidades. En Madrid por ejemplo, pasó lo mismo con el barrio de Chueca, que pasó de la marginalidad al florecimiento comercial tras el establecimiento y apertura de negocios en la zona por parte de la comunidad gay en los años 90.

Este proceso sigue sucendiendo y no solo en Europa. En tal sentido, el colectivo Okin (Corea), ahora artistas residentes en el espacio de producción artística barcelonés de Hangar, sopesan en su trabajo los pros y contras de los procesos de reurbanización para con los miembros de la comunidad.

Image

Colectivo Okin

Interesante también al respecto es el proyecto expuesto en el Ranchito, de Matadero (Madrid). Ideado por el estudio Zira02, el proyecto 100×100 corralas trata de realizar un recorrido por los últimos edificios emblemáticos de este tipo que coexisten en la capital madrileña. No sólo es un documento fotográfico sino que el proyecto traza una red de las actuales corralas existentes, las condiciones de habitabilidad y su utilización. Por supuesto, estos temas suelen estar vinculados al llamado mobbing inmobilario del que todavía siguen apareciendo casos.

Proyecto 100×100 corralas

También Barcelona no se libra de este proceso. El plan 22@, que pretende un reflorecimiento tecnológico y social dentro del área de Poblenou, ha supuesto la principal causa “de la expulsión de actividades productivas por incompatibilidad con el nuevo régimen de usos del suelo”, tal y como se determina aquí.

En definitiva, la gentrificación no es un proceso cerrado. Es muy recomendable la visita al denominado “Museo de los Desplazados”, una plataforma abierta e incompleta que va recogiendo casos de este proceso por todo el mundo. ¡Animáos a colaborar con el proyecto, es nuestro patrimonio e identidad lo que está en juego!

 

Por cultureate

Somos gestores culturales y buscamos difundir lo que vivimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s